Generamos estrategias 100% enfocadas en las necesidades reales del cliente

Camión blanco conduciendo por la carretera serpenteando a través de un paisaje boscoso en colores otoñales al atardecer

¿Qué nos diferencia?

Un buen producto se define por una serie de características y cualidades que lo hacen deseable, útil y valioso para los consumidores. Aquí están algunos de los elementos clave que definen un buen producto.

Satisfacción

Un buen producto debe satisfacer las necesidades o resolver los problemas de los clientes de manera efectiva. Debe abordar una demanda o una preocupación real en el mercado.

Valor

El precio del producto debe estar en línea con su calidad y utilidad percibida. Los consumidores deben sentir que están obteniendo un buen valor por su dinero.

Innovación

La innovación es clave para mantenerse competitivo. Los productos innovadores pueden destacarse en el mercado y atraer a los consumidores que buscan soluciones nuevas y emocionantes.

Facilidad de uso

Los productos deben ser fáciles de usar y comprender. La usabilidad y la experiencia del usuario son factores importantes para la satisfacción del cliente.

Seguridad

La seguridad del producto es esencial. Debe cumplir con todas las regulaciones de seguridad aplicables y minimizar cualquier riesgo potencial para el usuario.

Estética y diseño

El diseño del producto, incluyendo su apariencia y presentación, es importante. Un buen diseño puede influir en la percepción del valor del producto.

Funcionalidad

El producto debe cumplir con sus funciones previstas de manera efectiva. Cualquier característica o función adicional debe aportar valor real al usuario.

Durabilidad

Los productos deben ser duraderos y resistentes al desgaste normal. Los consumidores aprecian los productos que duran mucho tiempo y requieren menos reemplazos.

Soporte al cliente

Un buen producto a menudo incluye un excelente servicio al cliente y soporte posventa. Esto puede marcar la diferencia en la satisfacción del cliente y en la fidelidad a la marca.

Relevancia

El producto debe ser relevante para el mercado actual y las necesidades cambiantes de los consumidores. Es importante mantenerse al día con las tendencias y las demandas del mercado.

Sostenibilidad

En un mundo cada vez más preocupado por el medio ambiente, la sostenibilidad es un factor importante. Los productos sostenibles son vistos favorablemente por los consumidores conscientes del medio ambiente.

Recomendaciones positivas

Las opiniones y recomendaciones de los usuarios pueden ser un indicador sólido de un buen producto. Las experiencias positivas de otros clientes pueden influir en la decisión de compra de los nuevos clientes.

Nuestra razón de ser

En el mercado podemos ver muchas historias de éxito, pero también historias de fracaso. Dependiendo de cómo analices las estadísticas, podrás encontrar que entre 8 y 9 de cada 10 emprendimientos terminan cerrando o en banca rota durante un periodo no mayor a 2 años. Así mismo, para las empresas medianas y grandes, que ya tienen más de 10 años en el mercado, existe un concepto conocido como “zombie companies”, el cual se refiere a aquellas compañías que requieren, para poder subsistir, acceder a préstamos o financiamientos, y que, además, su nivel de ingresos no es suficiente para cubrir el total de sus gastos corrientes. Esto obviamente deriva en una ausencia de pago de utilidades para sus accionistas.

Es complicado tener un número exacto de cuántas empresas “zombie” hay en total. Sin embargo, se estima que entre un 20 y 30 % de ellas en el mundo se encuentran en esta situación.

Algunos ejemplos son: BlockBuster, BlackBerry, Sears, El Globo, AMC, GameStop, Kodak, WeWork, Carnival Cruise Lines, entre otras.

Sí, aunque no lo creas, todas estas empresas hoy se encuentran quebradas o con altísimas posibilidades de terminar en banca rota en un corto o mediano plazo.

Pero ¿qué tienen en común todas ellas?

Que alguna vez estuvieron en la cima de sus respectivos giros comerciales. Sin embargo, no lograron consolidarse en el mercado y hoy simplemente pasarán a la historia como una empresa más, lejos de ser la que alguna vez fueron.

¿Y qué tiene que ver todo esto con el anti-marketing?

La respuesta es que todas estas empresas no previeron lo que se venía y se aferraron a sus modelos arcaicos de negocio. Decidieron que lo que ellos pensaban era más importante que aquello que el cliente quería o necesitaba. Y puesto que, como lo mencionamos previamente, lo único constante es el cambio, fue algo que no tomaron en cuenta, por lo que el mercado tuvo que seguir su curso natural y decidir por ellos.

Evitar que pases por la misma suerte que estas empresas es justamente nuestro gran combustible y razón de ser. Sabemos que para ello se requiere de un conocimiento profundo del mercado y del cliente, de capacidad para prever y anticipar tendencias, así como una estrategia a la medida de tus necesidades y las de tu cliente. Todo esto y mucho más es lo que podemos y queremos hacer por ti.

Hoy en día, conseguir que el marketing genere resultados reales y tangibles es un gran reto. En muchas ocasiones, más que una campaña armada y bien pensada, se ha vuelto un juego utilizar gente visualmente “atractiva” y/o supuestos “influencers” para intentar posicionar las marcas e incrementar las ventas. Sin embargo, en muchas ocasiones, lo máximo que se alcanza es un incremento de seguidores, que no necesariamente se ve reflejado en ventas, que es el verdadero objetivo de una campaña de este tipo.

En EMAH tenemos como propósito que tu empresa se pueda reconocer por encima de estas campañas y que tu producto o servicio se distinga en el mercado por generar valor para los clientes, más allá de un bajo precio. Es más, aquí te dejamos un spoiler: Si tu idea para competir en el mercado está pensada solo en el precio, es muy probable que tu empresa no dure mucho. La máxima de todas las empresas debe ser el formar una cultura y que ésta se vuelva parte de la vida de sus clientes.

Permítenos formar parte de tu equipo. Queremos impulsar tu empresa para que se transforme en un legado para ti, para tu familia y tus seres queridos.